27 de mayo de 2016

Reseña Literaria. Maravilloso Desastre, Jamie McGuire.


Autor: Jamie McGuire
Año: 2011
Nº de páginas: 448 páginas
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Punto de Lectura
Lengua: Español

Sinopsis:
LA CHICA BUENA
Abby Abernathy no bebe, no se mete en líos y trabaja muy duro. Cree que ha enterrado su oscuro pasado, pero cuando llega a la universidad, un rompecorazones conocido por sus ligues de una noche pone en peligro su sueño de una nueva vida.
EL CHICO MALO
Travis Maddox, sexy, musculoso y cubierto de tatuajes, es justamente el tipo de chico que atrae a Abby, justamente lo que quiere evitar. Dedica sus noches a ganar dinero en un club de lucha itinerante, y sus días a ser el estudiante ejemplar y el seductor más popular del campus. Toda una mezcla explosiva.

¿UN DESASTRE INMINENTE...
Intrigado por el rechazo de Abby, Travis intenta colarse en su vida proponiéndole una apuesta que trastocará sus mundos y lo cambiará todo.
... O EL INICIO DE ALGO MARAVILLOSO?
En cualquier caso, Travis no tiene la más mínima idea de que ha iniciado un tornado de emociones, obsesiones y juegos que los terminará dañando..., aunque puede que también los una para siempre.

Bien, esta es la segunda reseña de un libro juvenil. Espero que si ya leyeron el libro no se ofendan, es mi particular punto de vista, si lo comparten bien, si no, no pasa nada. Debo decirles que el libro no me ha gustado y que no he podido encontrar nada en él salvo la portada que me gustara. 

Voy a comenzar con la estructura narrativa del libro, o la falta de ella. Jamie usa la primera persona para hacer que empaticemos con Abby, mal, porque Abby es tan sosa que terminas odiándola. Todo lo vemos desde su punto de vista, no se ahonda en mucho, no hay descripción y cuando la hay es bastante pobre, los diálogos son forzados, tiene que pasar algo drámatico para que los personajes se hablen entre ellos, los adjetivos que utiliza para describir a los personajes son muy pobres, repite constantemente distintas frases (parece que la autora no conoce lo que son sinónimos y antónimos y las figuras literarias). Tampoco es que las supuestas frases de amor sean conmovedoras o te lleguen, son planas y vacías. Cuando describe las emociones lo hace igual muy pobremente y de manera poco creíble, leí tan solo la frase “lo fulminé con la mirada” alrededor de diez veces o más. ¿Qué le costaba escribir “Y entonces lo observé con desdén y desprecio.”? Pero no, ahora las miradas fulminan y ya te sientes el peor ser humano del universo por eso. Desde luego no es la única frase que repite, “rodé los ojos” es otra que aparece muchas veces, si no la sustituía por “puse los ojos en blanco”, de verdad, ¿Quién roda los ojos o los pone en blanco a cada rato? ¿Es médium y quiere entrar en contacto con el mundo espiritual? ¿Está siendo poseída por un demonio? Pues no, solo que la autora no encontró otra forma de describir que su personaje está atónito o atracado.

El argumento, ¿Cuál? Toda la vida de Abby gira alrededor de Travis cuando lo conoce, habla de él sin parar pese a decir que no quiere nada con él. Bastante contradictorio. Se supone que Abby conoce a Travis, él tiene fama de el mujeriego que se acuesta con todas y nuestra chica protagonista como es tan buena no accede a nada con él salvo una amistad, además el chico es peligroso porque tiene tatuajes, y sin embargo es el mejor estudiante que ha conocido, pero ninguna de estas cosas tienen explicación alguna, ¿coherencia, donde? Tampoco hay coherencia en los sucesos, no pasa ni dos meses que conoce a Travis y se va a vivir con él por una estúpida apuesta, pese a que llega un momento en que ella no quiere cumplirla él no la deja irse. No importa si Abby no quiere salir o se quiere ir, si Travis Maddox dice equis cosa se hace porque el señor se pone violento y tira cosas o las destruye, se pone incontrolable y la única que puede “calmarlo” es Abby.  De verdad, nada tiene coherencia, Travis se acuesta con muchas chicas, lo único creíble que veo es que por lo menos usa protección, pero que Abby se ponga celosa por ello cuando bien han dejado claro que no hay nada es muy estúpido, y más si ella decide salir con alguien más o no tener nada con él. Viceversa con Travis, se molesta porque Abby salga con un chico, pero él días antes trae a una chica que ni de nombre conoce. Son celos sin fundamento, porque se ven uno al otro no como personas, sino como objetos que pueden poseer. 

De los personajes. Abby es una Mary Sue en toda la extensión de la palabra, aparece Travis en su vida y de repente todos empiezan a fijarse en ella, que sí es bonita, que esto y el otro, pero nunca se explica la razón de ello. Por alguna causa desconocida del tercer milenio ella es atosigada y seguida como perro faldero del chico más guapo del instituto. Su sola presencia resuelve todo, por arte de magia que ni Harry Potter tiene, no hay nada particular en ella, ah, pero juega a las cartas de manera espectacular y nunca pierde, porque obvio es la protagonista y merece toda la atención y ser perfecta, aunque no haya razones evidentes por más que se las busques, además la cereza del pastel es que pobrecilla, tiene un pasado trágico del que nadie quiere hablar y por eso hay que simpatizar con ella. 

El protagonista, Travis. Es también como un Gary Stue (la contraparte masculina de la Mary Sue) porque se describe como guapo y lleno de tatuajes, no sabemos porque es guapo, pero si el libro lo dice debe serlo ¿no?, no sabemos de dónde saca tiempo para ir a las peleas clandestinas, en las que nunca pierde pese a que no entrena, pero como es el macho alfa no pueden hacerle daño, además también le da tiempo para estudiar y tener sexo casual, tal vez el día le dura más de 24 horas y por eso tiene tiempo para todo y no reprobar cuando en algunos pasajes del libro se da a entender que no ha entrado a sus clases. Es el tipo de persona a la que no le puedes decir que NO  porque se encapricha y lo toma como un reto. E insiste, e insiste, e insiste, comportándose como un acosador, un abusador y un celoso que solo demuestra su inseguridad y la falta de control sobre sí mismo ya que reacciona violentamente cuando algo no le parece, y eso no es todo, no respeta los límites de seguridad, tiene una moto pero siempre va al estilo rápido y furioso sin usar casco o sin darle por lo menos un casco a Abby. Es insoportable, de verdad. Si ubican a alguien con estas actitud, sea hombre o mujer, corre, aléjate lo más posible y te evitarás que vuelva tu vida un desastre y no uno maravilloso, uno terrible. 

La relación entre ellos es enfermiza, Travis no puede estar sin Abby, está obsesionado con ella solo porque no fue de las mujeres que lo buscaran para acostarse con él, y Abby también está obsesionada con él. Dice que no, pero sí, luego que no, y así va la cosa. Hay total dependencia a tal punto de que dejan de hacer otras cosas solo para conseguir estar juntos, y parece como si el hecho de tener pareja le mejorara la vida a Abby. Pero en realidad no es una “relación”, no hay exactamente algo acordado entre ellos, es como si fueran amigos con derecho, o una relación abierta, pero no es algo sólido. 
Los personajes extras están de adorno, no aportan nada y no hacen nada interesante, solo son los amigos y ya. De ahí no pasa. Tiene escenas de sexo que considero bastante forzadas y fuera de lugar, el libro es lo mismo con o sin sexo, es prácticamente para que vendiera. 

Yo no soporte el libro por todo lo anterior, soporto que haya Mary Sues, me da gracia como pueden tergiversar todo un universo por estupideces, pero una cosa así a la que llamen romántico, no. Nada de eso es romántico ni  sano, mucho menos normal. Su actitud “protectora” es solo una excusa de su verdadera actitud de abusador, que ella se deje y le guste es lo peor. Por eso no veo nada bueno en este libro. Además, la frase que puse al último, está bien que un hombre se acueste con muchas mujeres, porque demuestra que es fuerte y bla bla pero una chica no debe acostarse con un desconocido porque está mal. ¿Doble moral, dónde? 

Estoy segura de que si Travis no fuera según maravillosamente guapo, y fuera otro tipo sin ninguna gracia y le hiciera todo esto, la historia en vez de ser catalogada como romántica sería catalogada como de terror. Puedo entender que las personas disfruten ese libro, cosa que yo no logre, pero no puedo entender que quieran a un Travis en un su vida, si les gustan los malos tratos está bien, habemos quienes no soportamos estas cosas, ni en la vida real ni en la ficción. Hay una gran diferencia entre escribir sobre una relación abusiva disfrazada de romance, que sobre escribir de una relación abusiva y mostrarla como algo que debemos evitar en nuestra vida, lo malo es que Maravilloso Desastre pertenece al primer ejemplo. 

Considero también que es una mentira enorme el mensaje que muestra sobre de que los hombres “malos” pueden cambiar su actitud si se les soporta todo, y si les das el “cariño” que necesitan, aunque te traten como un trapo sucio. Seamos honestos, los seres humanos no cambiamos por una persona, por más promesas que se hagan, si un hombre o mujer es alcohólico será así siempre no cambiará porque se ha casado y tiene hijos, sino por decisión propia lo cual suele ser muy raro pero sí sucede, no por amor y mucho menos si es tan falso o tóxico como el que se muestra en este libro, porque eso no es amor, es una obsesión y dependencia terrible. 
Si de algo me ha servido este mal libro, es para reflexionar sobre el tipo de cosas que nos están vendiendo como producto y que no nos ponemos a analizar sobre el mensaje que nos están dejando, y que cada día más por alguna extraña razón el público femenino prefiere esto. Triste, pero real.

SPOILERS
Hay una escena donde por accidente le pega a Abby, o roza su puño según él, por “protegerla” de un acosador, y el según no se da cuenta de ello. ¿De verdad?
La sinopsis dice que Abby es una chica buena, mentira. Tomaba y jugaba cartas para apostar y ganar dinero, primero lo atribuía a su padre ludópata, pero ella terminó siendo igual, en una fiesta termina por tomarse casi 30 vasitos de tequila, fue a las Vegas a ganar dinero y luego le dice a Travis que no haga lo mismo…
FIN SPOILERS

¿Por qué leerlo? Más bien porque no hacerlo, si lo lees, para formar tu propia opinión, que no vayan y te lo vendan como el mejor libro juvenil romántico porque no lo es. Que no te digan que te pierdes de una gran historia, porque bien la puedes ver en las telenovelas mexicanas. Si te preguntas porque lo leí yo fue debido a que en distintos grupos de Facebook de “lectores” lo comentaban mucho, y le quise dar una oportunidad. Solo perdí mi tiempo, lo peor es que la autora ha extendido su saga con los mismos argumentos mediocres. 

Lo mejor: No puedo verle nada bueno realmente. 
Lo peor: Todo. Ya lo comenté en toda mi reseña. Mal argumento, mala redacción, malos personajes, malas situaciones


Frases del libro:
—Cariño —dijo Shepley—, acabas de decirle que no lo haga. Ahora no va a parar.
*Shepley sobre la actitud necia de Travis y su capricho por Abby.

—Si digo que sí, ¿dejarás de seguirme?
*Abby accediendo solo para no soportar el constante acoso.

—No tienes que acompañarme a todas las clases, Travis. Sé llegar sola.
*Abby pidiéndole a Travis que deje de seguirla como perro faldero.

—Será mejor que a mi hija no se le caigan las bragas ante un gilipollas al que acaba de conocer, por decirlo de algún modo.
*Travis tratando de contrarrestar su actitud promiscua.


Calificación: ¿Enserio?



Reacciones:

0 comentarios: