10 de mayo de 2016

Sherlock.

SHERLOCK. El mejor detective de todos los tiempos, ahora en el Londres moderno.


Genero: Policíaca
Creador: Mark Gatiss y Steven Moffat
Temporadas: 4
Empresa productora: BBC
Primera emisión: 25 de Julio de 2010

Sinopsis: Ubicada en el Londres del siglo XXI, la serie sigue los pasos del excéntrico detective Sherlock Holmes junto a su compañero el doctor John H. Watson, en su búsqueda por resolver los brutales crímenes que se van desarrollando. Sus insuperables habilidades de deducción y su arrogante distanciamiento emocional le convierten en el perfecto detective, pero pronto descubrirá que hay alguien más que le sigue los pasos, el misterioso James Moriarty. 

A lo largo del tiempo, las adaptaciones han ido y viniendo de muchas formas, sobre todo cuando se trata del mejor detective que ha existido en todos los tiempos, el maravilloso Sherlock Holmes.

Desde Iron man… no esperen, confusión de películas, (Pues…¿tienen el mismo actor no?). Desde las películas de Sherlock Holmes protagonizadas por Robert Dawney Jr. y Jude Law, el gran detective ha tenido un boom impresionante, pasando por la serie reseñada acá, Sherlock, y la serie ambientada en los Estados Unidos, Elementary.
Todas estás series contienen rasgos importantes de los libros, de los personajes y cosas que cualquier fan de la saga literaria adoraría y defendería como fuera, pero Sherlock, la serie hecha por la BBC de Londres, es el punto máximo de todo esto.


Comenzando por un Dr. John Watson trastornado después de la guerra, yendo a terapia para sobreponerse a sus problemas y continuar su vida, conocemos al enigmatico pero impresionante Sherlock Holmes,un detective consultor cuando la policía se equivoca… cosa que sucede siempre, según palabras de Holmes.
Para los que conocen los libros originales, el comienzo y la manera en cómo se desarrolla la serie es simplemente excelente. Sobre todo por guiños que hacen más deleitables la serie, tales como el blog de John sobre los casos (según el libro todo es escrito por Watson), los nombres de los episodios hacen alusión a los casos más especiales (el sabueso de los Baskerville, estudio en escarlata) y el guiño que se introduce de una manera sutil, pero tan elegante, al característico sombrero de cazador de Holmes.
Podríamos decir que ya con esto, la serie es un éxito solo para fans y que ocurre como muchos casos de cosas derivadas de franquicias, pero Sherlock posee un detalle maravilloso que hace única la serie, los personajes. Antes de empezar, solo hablaré de cuatro personajes en especial, avisados.

Sherlock Holmes (Benedict Cumberbatch)

Presumido, frio, falto de emociones, carismático al mismo tiempo e impresionante, con una mirada a la que no puedes ocultarle nada. Ese es Sherlock, interpretado magistralmente por Benedict Cumberbatch el cual veremos prontamente como el Dr. Strange dentro del universo de películas Marvel. Obviamente la serie no podría sobrevivir sin que hubiera alguien que interpretara el papel principal de una forma magistral y eso es lo que se nos presenta. Desde el comienzo no es un “Hola” lo que escuchamos, sino la deducción compleja de que Watson ha estado en la guerra, que su hermano es alcohólico, que el dolor de pierna es un simple problema mental, nos da su nombre y el lugar donde vive en tan solo dos minutos. La velocidad a la que recita las palabras hace que tengas que repetir la escena, aunque sea subtitulada, montones de veces para poder comprender bien que dijo. Sherlock siempre andará un paso adelante del espectador, mostrando superioridad, demostrando que solo él y nadie más que él puede resolver los casos que se presentan. Y Benedict lo hace tan, pero tan bien. Como actor me parece impresionante que se aprenda esos diálogos tan largos sobre las deducciones y que los recite a una velocidad impresionante, mostrando una cara fría. La inexpresividad de Holmes muestra mucho más de lo que es, y eso solo lo hace un actor de gran talento, mostrando solo esos momentos de debilidad que existen dentro de Sherlock.

Dr. John Watson (Martin Freeman)
Podríamos decir que es casi el único serio que existe dentro de la serie, aunque parece más trastornado que todos conforme avanza la serie. El Dr. Watson es la única persona en la que Sherlock se respalda y según sus propias palabras durante un discurso que hace sobre Watson. “Puedo interpretar un escenario de un crimen igual que él puede entender a un ser humano, antes pensaba que era lo que me hacía especial, y lo sigo pensando. Pero un consejo les doy, si precisan de los servicios de cualquiera de los dos, yo resolveré su asesinato, pero para salvarles la vida hace falta John Watson, háganme caso, si lo sabré yo que me la ha salvado tantas veces y en tantos sentidos”. La relación que existe entre Holmes y Watson es tan cercana que un juego creado por los guionistas en esta era moderna, es la de poner a los personajes secundarios creyendo que son una pareja, lo cual aunque en principio incomoda, demuestra que es el siglo XXI, y el pensamiento es más libre.
El punto central del que salen tantos guiños, ese es Watson, interpretado de una manera excelente por Martin Freeman (o Bilbo Bolson, depende de cómo se le vea) que va entre lo cómico y lo serio que le da a la serie un ritmo variado. Watson es la contraparte perfecta de Sherlock, la más humana, el que le enseña cómo comportarse en sociedad y le enseña que la vida en realidad importa, más que el caso mismo. Esta es la contraparte humana de Sherlock, pero siempre viene el lado oscuro.

James Moriarty (Andrew Scott)
Cuando lo vean por primera vez aparecer en la serie, indiscutiblemente verán al Guasón y a Batman solo que con más elegancia. James Moriarty, el “criminal consultor”, la contraparte verdaderamente oscura de Holmes. Sherlock se entretiene con los casos, son sus drogas, más que la nicotina, pero los casos son su vida, incluso se ríe si un caso llama su atención. Moriarty ama crearlos, tiene una mente tan ingeniosa como Sherlock y lo usa para crear todos los casos posibles y jugar con las personas como simples juguetes.
El Dr. James Moriarty era un maestro de matemáticas con la mente más malévola que podría encontrarse en el siglo 19. Muy decente y educado, pero malévolo, correspondiente a la época. Andrew Scott se olvida de eso al interpretar a Moriarty como un psicópata que solo quiere entretenerse con los demás y al final todos lo aburren, excepto Holmes, el único al que él puede recurrir para divertirse y sacar toda su malignidad e ingenio a flote. No puedo encontrar palabras de verdad para definir lo compleja que es la interpretación de Moriarty, loca, entretenida, desquiciada sin reparo alguno. Cuando aparece en escena, son los mejores diálogos y las secuencias más bizarras que se puedan encontrar, la sombra y terror de Holmes.

Mycroft Holmes (Mark Gatiss)
¿Dónde está Irene, donde está Lestrade y la señora Hudson? Aunque sus papeles han sido muy buenos acorde con lo que es cada uno para este Sherlock Holmes moderno, quiero hablar un poco del hermano de Sherlock, interpretado por Mark Gatiss, quien es también co-productor y guionista de la serie. El hermano de Sherlock se muestra de una manera despreocupada ante lo que pase, como el alto mando de Inglaterra quien conoce hasta los secretos más íntimos que existen en la realeza. Pero bajo esta fachada se encuentra una persona inteligente que se preocupa lo bastante por su hermano. Las apariciones de Mycroft son esporádicas en la primera temporada, pero con el tiempo toma fuerza y se levanta como figura esencial en la trama de toda la serie. La interpretación que hace Gatiss no se le puede discutir diciendo que solo por co-productor entró a interpretar el personaje, no. Se lo ha ganado a pulso completo, las escenas con Sherlock hacen que fluyan con un odio/amor natural y sencillo. Razonando como su hermano pero sabiendo en el fondo que solo Sherlock puede encontrar la respuesta final. Todo fluye como si se conocieran de toda la vida con Benedict Cumberbatch.

Sherlock ha llegado a la Londres moderna. Adaptándose como un camaleón a su entorno sin perderse de nada, absolutamente nada. Y llegó, para quedarse.

Frases:
“Oh, podré estar del lado de los ángeles, pero no pienses, ni un segundo, que soy uno de ellos” —Sherlock a Moriarty
“No soy un psicópata Anderson, soy un sociópata altamente funcional” -Sherlock al detective Anderson

Calificación:
 5/5 + 5/5 + 5/5 y así podría seguir.






Reseña por —M
Reacciones:

0 comentarios: